El trabajo mental que se debe realizar cuando se está jugando ajedrez pone a prueba nuestro cerebro, se entrena, se oxigena y ayuda a ejercitarlo.
Es un juego de estrategia que requiere concentración y habilidad del jugador. Un niño o niña que aprende a jugar ajedrez, potencia su concentración, su memoria y creatividad.

× ¿Cómo puedo ayudarte?